Término utilizado para papeles que no han sido sometidos a tratamientos superficiales particulares para distinguirlos de papeles estucados, marcados con fieltro, gofrados y otros papeles similares.