Papel caracterizado por un patrón de líneas, visible al sostener el papel a contraluz, resultante de variaciones de grosor. Originalmente hecho a escala artesanal, el papel verjurado ahora se fabrica especialmente con máquinas y se usa principalmente como papel para correspondencia. El papel verjurado típico comprende numerosas líneas horizontales estrechas (conocidas como líneas colocadas) y líneas verticales menos numerosas (conocidas como líneas de cadena).