Norma internacional que define los formatos de los impresos, utilizada en particular en los países europeos (ver página 72). Los formatos ISO 216 se dividen en Serie A y Serie B e indican formatos terminados de material impreso, en particular por correspondencia. La Serie C, definida por la norma ISO 269, se refiere a los tamaños de sobres destinados a contener formatos de Serie A y Serie B. Los formatos más conocidos son A4 y A3. Estos formatos se conocen a menudo como DIN, en honor al Deutsches Institut für Normung (Instituto Alemán de Normas), que definió estas medidas por primera vez en 1922.