Impresión por transferencia en caliente de un pigmento de una lámina a la hoja impresa. Asegura una cobertura perfecta y colores brillantes, y se utiliza especialmente para obtener efectos metálicos muy realistas. Recientemente, se han desarrollado sistemas digitales que logran un efecto similar.