Un desglose de la imagen en una pantalla de puntos de dimensiones y frecuencia variables que permite simular variaciones de grises y tonalidades de color con un número limitado de tintas. La trama, o la frecuencia (medida en líneas por centímetro o líneas por pulgada) varía de acuerdo con el rendimiento del papel en la prensa: por ejemplo, la impresión de periódicos utiliza una pantalla con una frecuencia baja, de no más de 35 líneas por centímetro o 85 líneas por pulgada.