Sistema de reproducción e impresión de imágenes y colores, que permite simular una amplia gama cromática mediante la combinación de cuatro tintas (cian, magenta, amarillo y negro, abreviado como CMYK); la intensidad se establece mediante la frecuencia o la regla de la trama de semitonos.