El tamaño del material impreso al final del proceso de producción, después del corte.